Aceite de Oliva Virgen Extra y Embarazo - Cortijo la Torre AOVE Premium Picual

Aceite de Oliva Virgen Extra y Embarazo

Aceite de Oliva Virgen Extra y Embarazo beneficios aove cortijo la torre premium cosecha temprana

¿Conoces los beneficios del aceite de oliva virgen extra en el embarazo? El AOVE es conocido como fuente de salud, también durante el embarazo. Sin embargo, existe cierto desconocimiento en el tema y todavía hay personas que creen que puede ser peligroso consumir aceite de oliva si estás esperando un bebé.

A continuación, resolvemos tus dudas y te contamos como el aceite de oliva virgen extra puede ayudarte a seguir una alimentación idónea para que tu embarazo discurre con total normalidad.

7 Beneficios de tomar aceite de oliva virgen extra en el embarazo

1. Reducción del riesgo de contraer diabetes gestacional

Todo comienza en el embarazo. Cuando una mujer embarazada opta por el consumo de aceite de oliva virgen extra durante la gestación, se produce un efecto dominó, tal y como mostró un estudio llevado a cabo por la Universidad Queen Mary de Londres: el riesgo de contraer diabetes gestacional durante el embarazo se reduce en un 35%, y el aumento de peso durante los nueve meses se reduce en más de un kilo.

Es, con el sencillo gesto de introducir unos centilitros al día, una gran diferencia en términos de salud. Un embarazo con menores complicaciones, con un camino de mayores garantías para que madre y bebé lleguen en las mejores condiciones posibles al momento decisivo.

2. Mejora el desarrollo del bebé

El consumo de aceite de oliva en el embarazo influye en un mejor desarrollo del bebé. Así lo afirma un estudio multicéntrico publicado en la revista científica Nutrients, desarrollado por un grupo investigador del Centro de Investigación Biomédica de la Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), perteneciente a la Universidad de Jaén, desarrollado en cinco hospitales andaluces.

Los datos recogidos durante un periodo de dos años entre las embarazadas con seguimiento en estos hospitales han demostrado que las mujeres que incluían habitualmente en su dieta aceite de oliva tenían menos posibilidades de alumbrar un niño Pequeño para su Edad Gestacional (PEG).

El estudio destacan que el consumo de, al menos, 5 gramos al día de aceite de oliva, contribuye al correcto desarrollo del niño. Teniendo en cuenta los beneficios de la dieta mediterránea (incluyendo aceite de oliva como grasa principal) en la salud materna, fetal y de los niños, debe promoverse antes, durante y después del embarazo.

El término “pequeño para la edad gestacional” (PEG) describe a un recién nacido cuyo peso y/o longitud se encuentran dos o más desviaciones estándar (DE) (percentil 3) por debajo de la media establecida para su población de referencia, su sexo y su edad gestacional. Aunque las causas de esta anomalía pueden ser de diversa índole, una de ellas es la alimentación de la madre. Las consecuencias, a medio y largo plazo, pueden ser problemas de aprendizaje, crecimiento e, incluso, infecciosos.

3. Cuida de tu piel y la de tu bebé

Otro de los grandes beneficios del aceite de oliva en el embarazo hace referencia a sus efectos antioxidantes sobre la piel, lo que ayuda a evitar marcas cutáneas e incluso estrías. Además, consumido durante el embarazo facilita los cambios que se dan en el feto semana a semana, evitando que puedan quedarle marcas, lo que logra por medio de un piel flexible.

calorias aceite de oliva aove cortijo la torre premium virgen extra

4. Mejora la circulación y el transito intestinal

El consumo de aceite de oliva beneficia igualmente al aparato circulatorio previniendo enfermedades como la aterosclerosis. Por otro lado también beneficia al tránsito intestinal previniendo molestos problemas como son el estreñimiento, y favoreciendo la correcta digestión y la completa absorción de nutrientes.

5. Fortalece el sistema nervioso del bebé

Por su elevado contenido en ácido oléico, una sustancia que es esencial durante la formación del sistema nervioso del bebé, el aceite de oliva virgen extra es muy recomendado especialmente durante el último trimestre del embarazo. Una vez que se da a luz, el ácido omega 3 sigue siendo fundamental para el desarrollo del cerebro y de la retina, por lo que debemos destacar la importancia de que la madre siga consumiendo aceite de oliva para poder transmitir al bebé estos importantes nutrientes durante el tiempo que le esté alimentando con leche materna.

El ácido oléico también ayuda al correcto desarrollo del sistema óseo del feto, a través de una buena absorción de calcio y de los minerales, al mismo tiempo que tonifica y protege la piel y beneficia el crecimiento del niño.

6. Regula los niveles de colesterol

Uno de los grandes beneficios que es atribuido al aceite de oliva es su poder para regular los niveles de colesterol. Analizado en mayor profundidad, el elevado contenido de ácido oleico que tiene el aceite de oliva ayuda a regular el colesterol “malo” (LDL), a la vez que reduce notablemente el riesgo de padecer trombosis e infartos durante el embarazo.

7. Alta concentración de vitamina E

La vitamina E ayuda de manera notable a la estabilidad estructural y funcional de los tejidos conjuntivos así como aquellos que forman parte del sistema nervioso del bebé. Por si fuera poco, la vitamina E es también un poderosísimo antioxidante que ayuda a proteger la musculatura del bebé e incluso de la madre.

Además, inmediatamente tras el parto, en los primeros días de vida del bebé, en el recién nacido se produce una reducción en los niveles de hiperbilirrubinemia, lo que ocasiona una disminución de la hemólisis. Es por este motivo que los profesionales sanitarios recomienden que durante el embarazo se consuman alimentos con un elevado contenido en vitamina E, entre los que destaca notablemente el aceite de oliva.

AOVE para bebés

Durante los primeros seis meses de vida, los bebés basan su alimentación en la leche materna, y no deberían tomar aceite de oliva de manera directa. Aun así, esa conexión alimenticia que mantienen con su madre, puede hacer que indirectamente se beneficien de las propiedades del AOVE que consuma su madre a través del consumo de la leche con la que se alimentan.

Cuando comienzan los purés, también llega el momento de introducir paulatinamente el aceite de oliva virgen extra en ellos, de forma que los bebés puedan obtener esos beneficios de forma más directa. Vitaminas A, D, K y E presentes en el aceite de oliva virgen extra son pilares fundamentales de la alimentación, ayudan a un mejor desarrollo físico e intelectual y sientan las bases de lo que debería ser una vida de alimentación saludable y equilibrada. Además del ácido oleico, que ayuda dando a los niños mejores digestiones y manteniendo a raya las posibilidades de desarrollar diabetes u obesidad infantil, entre otras.

El consumo de aceite de oliva virgen extra en embarazadas y bebés debería ser mucho más que una sencilla recomendación: un hábito a construir y mantener como garantía a largo plazo de una salud más fuerte y una alimentación más equilibrada.

AOVE Cosecha temprana Cortijo la Torre

Se trata de un Aceite de Oliva Virgen Extra premium frutado de color verde intenso. Su esencia evoca la hierba recién cortada, hoja de olivo, planta de tomate, almendra y alcachofa, generando una gran complejidad en aromas.

Con una entrada dulce en boca, un retrogusto a almendra que recuerda a la percepción aromática y un agradable amargor y picor que desaparece, dejando al final la sensación de un aceite equilibrado y con cuerpo.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?