Alergia al olivo: todo lo que tienes que saber

Con la llegada de la primavera, comienzan a manifestarse las irritantes alergias al polen. La segunda más frecuente es la alergia al olivo, solo por detrás de las gramíneas.

¿Qué es el polen? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se puede minimizar? ¿Es alergia o es una gripe o el Covid-19? A continuación, en AOVE Cortijo la Torre, te contamos todo lo que tienes que saber de la molesta alergia al polen del olivo.

Alergia al olivo

Irritación de garganta, picor en los ojos, congestión o dolor de cabeza… ¿Te suena?

Se estima que el 30% de la población de nuestro país tiene alergia al olivo. Una cifra que aumenta cada año y que lleva a multitud de personas a someterse a tratamientos contra la alergia al olivo.

Qué es el polen de olivo y por qué da alergia

Los pólenes son partículas microscópicas (entre 18 y 25 micras) que juegan un papel fundamental en la reproducción de las plantas. Durante el periodo de polinización, una sola planta produce miles de granos de polen que, con ayuda del viento, circulan por el aire a grandes distancias.

Suele comenzar a principios de mayo y terminar a finales de junio, dependiendo de la región y su climatología. Por ejemplo en Jaén, la polinización comienza primero en las zonas bajas (campiña), donde el olivo florece 2 ó 3 semanas antes que en las zonas de sierra. Sus mayores índices de concentración ocurren durante la primera o la segunda quincena de mayo, alcanzando niveles de hasta 20.000 granos por metro cúbico.

Las personas alérgicas al polen sufren una respuesta inmune ante la presencia del mismo, que se traduce en conjuntivitis, rinitis y asma, más acusada en las fechas en las que la concentración atmosférica del polen de la planta a la que son alérgicos alcanza niveles significativos.

Alergia al polen, síntomas 🤧

 Los alérgicos al polen del olivo, empiezan a notar sus efectos con concentraciones por encima de los 500 granos por metro cúbico.

Los primeros síntomas de alergia suelen ser el picor y la sequedad nasal, seguidos por un leve lagrimeo y picor de ojos, que a las pocas horas, culmina con una congestión total. En este punto, nuestro organismo ya ha absorbido gran cantidad de polen y su grado de contaminación es tan elevado que lo más efectivo es la medicación que te aconseje tu médico.

En la mayoría de los casos, bastará con un tratamiento a base de antihistamínicos y corticoides nasales, o incluso vacunas, que deberás empezar a tomar incluso unos días antes de la floración para amortiguar los efectos del polen sobre tu organismo.

Cómo diferenciar la alergia al olivo de un virus 😷

Los síntomas de la alergia al olivo, como ya hemos comentado, son muy claros: estornudos, mucosidad nasal liquida, lagrimeo de ojos, picor de garganta, tos o incluso sensación de falta de aire. Sin embargo, aunque son muy molestos, son síntomas leves que mejoran en cuanto dejamos de estar expuestos al polen.

Las infecciones por virus como resfriado común, gripe o covid (según la OMS), cursan normalmente con fiebre, tos, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general y en casos más graves, dificultad para respirar. Aunque algunos síntomas pueden ser comunes, la alergia normalmente no da fiebre ni deterioro general. De todos modos, y ante la duda, siempre es mejor consultar con los servicios sanitarios y realizar las pruebas pertinentes para confirmar si estamos infectados o no por el virus.

Remedios para la alergia al olivo 🌳

Al encontrarse disperso en el aire, la alergia al polen es muy difícil de combatir. Conocer exactamente el tipo de polen al que tenemos alergia y cuál es su época de mayor concentración puede ayudarte a saber cuando comenzar con la medicación que te ha prescrito el alergólogo.

Como prevención puedes seguir las siguientes pautas, evitaras exponerte a una gran cantidad de polen de olivo y, así, minimizar sus síntomas.

  • Evita salir a las zonas de campo y zonas con mayores concentraciones.
  • Suspende el ejercicio físico al aire libre, especialmente cerca de olivos.
  • Si no te queda más remedio que salir, protege la entrada del polen (ojos, nariz y boca). Puedes utilizar gafas de sol y una mascarilla con filtro anti-polen.
  • Al viajar en coche hazlo con las ventanillas cerradas y evita la entrada de aire del exterior. Revisa los filtros anti-polen del vehículo.
  • Mantén las ventanas de casa cerradas tras ventilar. Los intervalos entre las cinco y las diez de la mañana y las siete y diez de la noche son los que acumulan una mayor concentración de polen.
  • Al volver a casa, puedes realizar limpiezas nasales con agua marina o suelo fisiológico. Te aliviará la congestión durante un buen tiempo. También es muy recomendable darse una ducha y cambiarse de ropa al llegar a casa. Puede ayudar lavarse la cara y las manos tras las exposiciones, si no es posible cambiarse de ropa. Así mismo, evita tender la ropa en el exterior, sobre todo al llegar la primavera.
  • Algunos especialistas recomiendan la ingesta de miel, té verde, fruta y zumos naturales, entre los que se encuentra el aceite de oliva virgen extra, zumo de aceituna. Todos estos alimentos son ricos en vitaminas y antioxidantes, que regeneran y refuerzan nuestro sistema inmunológico y podrían ayudarnos a combatir los síntomas.

¿Te ha resultado útil estos remedios? Comparte en redes sociales para ayudar a tus amigos con la irritante alergia al olivo.

AOVE Cosecha temprana Cortijo la Torre

El Aceite Cortijo la Torre se trata de un Aceite de Oliva Virgen Extra premium frutado de color verde intenso. Su esencia evoca la hierba recién cortada, hoja de olivo, planta de tomate, almendra y alcachofa, generando una gran complejidad en aromas.

Con una entrada dulce en boca, un retrogusto a almendra que recuerda a la percepción aromática y un agradable amargor y picor que desaparece, dejando al final la sensación de un aceite equilibrado y con cuerpo.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?